domingo, 14 de junio de 2009

El Goya para Garzón



Siempre he fantaseado con ser juez en Gran Hermano. Nunca he creído en la democracia en los reality shows. Por culpa del maldito (y supuesto) criterio de los espectadores hemos visto cómo los concursantes más controvertidos, y por lo tanto más interesantes de cara al concurso, se iban los primeros. Por eso, yo impondría una dictadura santamanista. Un servidor decidiría quién merece quedarse y quién no.

Y todo este forzado previo para llegar a esta idea: si yo quiero ser juez, no culparé a un juez que quiera ser guionista.

En estos tiempos que corren en el que los guionistas llegan a ser ministros, no es de extrañar que haya un juez que, habiendo querido ser ministro anteriormente (¿recuerdan cuando se presentó en las listas del PSOE?), se vengan a nuestro bando.

¿Y qué juez querría hacer algo así? ¿Pues quién va a ser? El juez más mediático de la Península Ibérica, el ilustrísimo Baltasar Garzón. Como lo leen…

Garzón ha fichado por la productora de “El Orfanato”, o quizá haya sido la productora la que haya fichado por Garzón.

Un pequeño inciso. Esta productora prepara paralelamente una miniserie sobre una joven periodista que decide escribir un libro sobre el juez y descubre con él los secretos de ETA, el GAL, Pinochet... Además, conocerá al “Garzón hombre, un hombre que lleva sufriendo amenazas contra él y su familia durante los últimos 20 años”. ¿Se acabarán enamorando la periodista y el juez? Bueno, sigo…

El caso es que el bueno de Baltasar, no quiere empezar en esto del cine a lo loco. Quiere apostar fuerte y ha seguido los ya célebres consejos que dio Kate Winslet en “Extras”. Si quieres un puto premio, haz algo sobre el holocausto.

El Juez se ha subido al tren de los nazis y ha echado mano de la enésima variante de Oscar Schindler. En esta ocasión se trata la historia de Joel Brand, un sionista que salvó la vida de un millón de judíos húngaros a cambio de regalar al ejército de Hitler diez mil camiones para ser utilizados contra Rusia.

En teoría, Garzón no firmará el guión, sino que aparecerá en créditos, de esta superproducción sin director conocido, como “Story Editor” y “Scientific consultant”. Ahí es nada.

El día que deje de ser juez de Gran Hermano, quiero ser “Scientific consultant”.

Bienvenido al gremio, Baltasar. Nos vemos en la próxima asamblea de ALMA.

4 comentarios:

Sr.Atrapao dijo...

Pues yo de mayor quiero ser Garzón. Nadie mejor que él para hablar del holocausto (si lo hiciera de la gerra civil le pondrian a parir)

Además, algo de experiencia tiene, tremendos los documentales que se curro sobre los torturadores en Chile y Argentina.

Henrique dijo...

¿Pero este no era el proyecto de Bayona?

TioVania dijo...

"Scienfitic"?? Además de cotilla, disléxico? O traición del copiapega?

Chico Santamano dijo...

Vania, actualiza tu blog y deja de tocar los huevos, mamonazo.