martes, 25 de marzo de 2008

Los personajes



El caso es hacer mil tonterías útiles para no empezar realmente a escribir. Mira que le damos vueltas, ¿eh?… ¿pereza? ¿vértigo? A mí lo que me pasa es que hasta que no tengo la peli armada de pies a cabeza no escribo el primer encabezado de secuencia.

Vale que una vez escribiendo te encuentras inevitablemente con lo que tan acertadamente Nacho Vigalondo definió como “Mierdecillas”, pero si tu tarea es ponerle mil y una trabas a tus protagonistas para que no consigan sus propósitos, estos no te lo iban a agradecer haciendo tu trabajo más fácil y placentero. Escribir es trabajar y trabajar es casi siempre una putada.

Después de la “documentación” y el “sabemos que…” me hago un listado de personajes con una brevísima descripción. Y cuando digo brevísima quiero decir BREVÍSIMA. La escritura de un guión y sus sucesivas versiones tambalean tanto la historia que lo que en la primera versión es un vagabundo entrañable en la tercera se convierte en un ejecutivo despiadado. ¿Para qué sirve entonces currarte un background de personaje de 10 páginas? En mi opinión y bajo mi experiencia para nada. Porque ese personaje puede acabar desapareciendo o modificarse radicalemente porque tu simpático productor te pide que en lugar de ser él sea ella porque se está acostando con esa futura “ella” desde hace tres meses.

En estas pequeñas descripciones incluyo la mayoría de las veces el arco del personaje. Un pequeño esbozo de hacia dónde va y dónde acaba. Como hice con el “sabemos que…” os incluyo unos cuantos apuntes de lo que escribí en su día:

----------------------------

EL PRÍNCIPE:
29 años. Se ha criado toda su vida entre algodones. Ha tenido siempre lo que ha deseado y nunca le ha hecho falta esforzarse por nada. ¿Para qué? Tiene el porvenir resuelto desde que nació. Es un juerguista, un capullo pelín chuloputas e irresponsable con un serio problema con la autoridad. No soporta que nadie le mande. A sus compañeros de “batallón” los tratará de manera clasista y despectiva. Finalmente, después del baño de humildad que supone una experiencia así, se humanizará y entenderá el valor de la amistad, el esfuerzo… bla, bla, bla…


EL ECUATORIANO:
26 años. Llegó a España hace siete años en busca de una vida mejor. Tras trabajar un tiempo en el andamio se dejó seducir por el honor (y el sueldo fijo) que implicaba jurar lealtad a la bandera de su país de acogida y defenderla como soldado del ejército. Es el más voluntarioso y servicial del grupo. Para él, cruzar airoso el desierto no es la prioridad sino salvaguardar la vida del heredero. Encajará todas las críticas y burlas del Príncipe hasta que harto de su trato despectivo lo acabe dejando tirado (y aquí aprovechamos para que el príncipe abra de una vez los ojos).


LA MARIMACHO:
22 años. Una Sarah Connor de Fuenlabrada. Lleva toda su vida aguantando que la llamen machorro. Quizá el alistarse al ejército sea como darles la razón a todos aquellos que dudaban de su feminidad, pero desde luego ahora les será más difícil hacerlo si tiene una metralleta en la mano. Le soltará algún puñetazo al Príncipe por sus comentarios machistas. (Ojo: ¿Y si en algún momento se lo follara? Una violación de ella contra él en toda regla… valorar.)


EL ENTERAO:
33 años. Después del Príncipe (cuyos honores son obviamente regalados) es el soldado con más rango y experiencia. Es una especie de Dwight Schrute. Hiperresponsable y metódico. Hijo, nieto, biznieto y tataranieto de militares. Chocará con el heredero continuamente porque ambos pretenden dirigir al batallón. El ejército es su vida y nunca jamás se saltaría las normas, pero en esta misión no tendrá más remedio que dejar ese punto remilgado que tiene y hacer cosas poco ortodoxas si quieren salir vivos de esa.

----------------------------

Como veis adoro los estereotipos… El egocéntrico insoportable, la soldado marimacho, el inmigrante entregado, el militar cuadriculado… Y hay más…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Apart from the daily-used brief case, replica handbags is also a fashion item which can show the maturity of a man. Generally speaking, designer replica handbags is a woman’s small world, not only containing the romantic and heartthrob inside a woman’s heart, but also collecting her thinking, pursuit and sentiment. For a woman, the key to select designer handbags is that it must perform a stylish, elegance, taste and personalized female style. Almost all kinds of women and men can find a designer bags or wallet which should belong to them.

longge dijo...

http://hermesheels.insanejournal.com/
http://www.itsworthsaying.com/hermesheels
http://hermesheels.inube.com/blog/
http://www.gotkidsnetwork.com/6670/blog/
http://blog.studyquest.net/blog/1493
http://hermesheels.mysexylog.com/
http://phlog.net/hermesheels
http://tuan.pcpop.com/space-7727740.html
http://pulse.yahoo.com/_IIMNLXMMF4CDWKFPYB3357UO7Q
http://hermesheels.us.splinder.com/
http://www.zimbio.com/member/hermesheels
http://www.desmoinesregister.com/apps/pbcs.dll/section?category=PluckPersona&U=f41098ccfbc144dfbfda9d2c34032edb&plckPersonaPage=PersonaBlog&plckUserId=f41098ccfbc144dfbfda9d2c34032edb