jueves, 4 de septiembre de 2008

La cartelera de las cabezas cortadas

No falla. Llega un momento en tu vida profesional en el que sientes que traicionas tus nobles aspiraciones artísticas por un buen puñado de pasta. Al final el dinero nunca es tanto, pero al menos apaga durante un tiempo nuestra hambre (la del estómago y la de créditos en el imdb). De esto sé bastante, entre ustedes y yo... me atrevería a decir que mi filmografía al completo es la historia de una traición continua y duradera en el tiempo.

Como además me encanta el diseño gráfico, no puedo más que solidarizarme con Gavin Berliner. Este señor es el responsable de algunos de los carteles de cine más conocidos (y olvidables) de la última década.

¿Recuerdan "Balas sobre Broadway"? Berliner no hizo el cartel, pero en un momento de la película John Cusack decide hipotecar el resultado de su obra de teatro aceptando en su reparto a la putilla de un mafioso. Agobiado, y sin otra salida para sacar la función adelante, sólo se le ocurre hacer una cosa: asoma la cabeza por la ventana y grita desesperado "¡Soy una putaaaa!".

Berliner critica en este divertido video la manía de los grandes estudios en exigir a los diseñadores que en los carteles aparezcan grandes cabezas flotantes...


(Nota: Si esto es un fake y el que sale en el video uno de los más prometedores humoristas del momento en USA, que nadie me saque del error. Me consuela ver a "putas" con tan buen sentido del humor. Sí, ya lo sé... Mal de muchos...)

10 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Lo ideal sería compatibilizar el trabajo de puta, de negro y hacer lo que a uno le gusta :) Pero eso para un guionista es la degradación, como única (o la mejor) salida.

Saludos

J.D. dijo...

Todos los cineastas del Hollywood clásico eran unas "putas". Incluso John Cassavetes se puso a las órdenes de un gran estudio. Afortunadamente, después siguió con lo "suyo". Lo ideal sería, como dice el dr., hacer de puta y de señora al mismo tiempo. Aunque, creo que (muchas veces) tiene difícil compatibilización.

Señor Negro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señor Negro dijo...

Es inebitable ser, un poco o mucho o algo, puta en este oficio.
Opino lo mismo que los anteriores, lo ideal está en hacer un poco de todo. Quizás el dinero que saques como puta te permita darte tus caprichos personales.
Odio los carteles con cabezas flotantes (la inmensa mayoría)

Javier Chacón dijo...

Genial, lo que durante muchísimo tiempo se lleva criticando dentro del mundo de los pósters de cine. Pocos artistas quedan aún que hagan una obra de arte independientemente de la película. Cosas del "star system".

gromland dijo...

Si aceptamos como verídicos tanto el curriculum profesional como la propia existencia del tal Berliner (cosa que finalmente he hecho tras tomarme la medicación mezclada con un ron cola), calificarlo de "puta" es quedarse corto, si bien es cierto que su propuesta del poster de "Crash" es marcianamente fascinante.
Por otro lado, encuentro tan absurdo las egofilias sobre "venderse uno mismo" o "traicionar su trabajo" como un hipotético disco de rap de Mariano Rajoy y los Panchos: si la persona contratante tiene la sensibilidad artística donde el recto pierde su nombre, el trabajador contratado tiene la opción de a) mantener sus ideales y hacer una dieta forzada de adelgazamiento, para pesar de sus familiares y demás sableados; o b), hacer de tripas corazón, embolsarse el salario base y contratar internet desde donde ponerlo a parir.
No hay que desesperar: llegará el día en que la industria cinematográfica responderá a criterios de calidad y no de recaudación, en que el público rechazará todo el fast-cinema y en que doscientas ovejas mutantes conquisten los Países Bajos por la fuerza. Todo eso el mismo día.

Anónimo dijo...

Esto... Chico... ¿No sabes de qué va "Funny or Die"?

Dani dijo...

Este es más viejo pero me hizo muchísima gracia cuando lo ví.

http://www.theonion.com/content/video/wildly_popular_iron_man_trailer

Está tangencialmente relacionado, creo.

joanarcaic dijo...

siempre me fascina esa capacidad para llenar blogs y blogs de "nuestro trabajo es una puta mierda" y como luego, todo ese discurso, parece desaparecer en el mundo offline. si todo es una jodida y puta mierda, ¿por que no toman medidas desesperadas? si su trabajo esta lleno de "interferencias y cojonadas de listillos de despacho", ¿por que no lo envian a tomar todo por el culo? "sin guionistas no hay fiesta", no?
ojo, puedo entender que la situación este realmente jodida. no me dedico a este trabajo, pero acepto ese principio. lo que no entiendo es que la crítica, y la capacidad de "aglutinar" opiniones similares "parece que solo se consigue en la red" y que luego fuera, si uno tiene que escribir un episodio "capado" para "Sin tetas..." uno lo hace y punto (siempre le quedará el blog de turno para dejar muy claro, que su ideal inicial (por la cuál el mismo guionista solo ha luchado 2 nanosegundos) era jodidamente mejor que la ideal final, y que el capitulo debería valorarse por lo que "podría haver sido" y no "por lo que a sido")........

bueno, ahora a llamarme capullo y que no sé de que hablo (o simplemente a borrarme la entrada, tampoco sería la primera vez que me pasa, no en este blog, pero sí en otros.....)

Chico Santamano dijo...

¿Cómo voy a llamarle capullo si tiene razón?

Aaay... pero somos guionistas, joanarcaic... una especie distinta a los artistas. Reunimos todo lo malo, pero nada de lo bueno.
¿Qué hubiera pasado si a Marilyn le arrancaran el ego y el glamour? Pues que se habría quedado en una vulgar zorra neurótica. Eso es lo que somos. Marilines Monroes en pijama de felpa.