miércoles, 20 de agosto de 2008

Las cartelas: lo que mal empieza...



Ahí va una... El gran mal del cine español son las cartelas que preceden a los créditos en nuestras películas.
Evidentemente es una exageración enorme, pero no es ninguna tontería.

¿No odian cuando van a ver una película española y hay que soportar sobre negro el logo de las dos o tres productoras, de la cadena de televisión generalista, de la cadena de televisión autonómica, del Ayuntamiento de turno, del ICO, del Ministerio de Cultura, del ICAA… y si hay dinero catalán por medio agárrense porque todavía les queda el Institut Català, el Catalanfilms&tv…

Es decir, para empezar la película en cuestión nos meten entre ojo y ojo un desfile soporífero de logos que en la mayoría de los casos ni siquiera vienen acompañados de los primeros acordes de la banda sonora, sino a pelo, así, en silencio. ¿Se les ocurre una forma más fría y anticlimática de empezar una peli? Claro, esto es una invitación en toda regla para que las chonis y sus novios empiecen a dar por culo, haciendo comentarios a viva voz, cuando ven el logo de Telecinco en pantalla grande.

¿Hay algo que se pueda hacer ante esto? Es difícil. Generalmente por contrato viene estipulada de esta forma la aparición de todas estas empresas e instituciones. ¿Entenderán que el público les va a prestar la misma atención (o lo que es lo mismo: ninguna) si aparecen sobre imagen como el resto de créditos? Lo dudo… para eso debería importarles lo más mínimo.

El cine es magia, señores… Y un niño pescando en la luna invita a soñar, el logo de la Warner con la música de “Casablanca” también, y un tigre que aparece entre los arbustos, y un flexo saltando sobre una letra I, y hasta una señora que se parece a Annette Benning y sujeta una antorcha… Pero el logo de Telemadrid no invita a soñar NADA DE NADA.

12 comentarios:

El gambusino dijo...

Es cierto.

Lo malo es que se asocia con verdaderos truños que corren con esos logos y se espera uno lo peor. Aunque no sea lógico se hace.

Por cierto, la señora de la antorcha se parece a la reina recién tuneada en el hola.

Gran blog...

Durán dijo...

Sobretodo cuando ves un logo "institucional" junto a 'Ekipo Ja' de Juan Muñoz jeje. Conste que me caen bien 'Cruz y Raya'.

Dani Lebowski dijo...

Creo que en La noche de los girasoles iban integrados sobre la imagen inicial... ¿seguro que tienen que ir sobre negro por ley?

Señor Negro dijo...

Joder que bueno este post.
He llegado hasta este blog hace na, muy bueno.
Putos feos logos!

Señor Negro dijo...

Joder me acabo de enterar de quién es este blog al minuto de poner el otro comentario...
¡Bravo! ¡Grande! ¡Mola!
Ánimo.

Ruth dijo...

Qué verdad más grande. Hasta aquel antiguo de Movierecords con la musiquilla discotequera era la antesala de lo bueno, pero ahora...,.

Carabiru dijo...

Anda... pues nunca lo había pensado, pero sí! hacen que parezcaq un documental aburrido en vez de una peli interesante...

A mí el que más me gusta es el del flexo, jejejje, ya de primeras me saca una sonrisa.

Chico Santamano dijo...

Dani Lebowski, no es por ley, pero sí si por contrato (y algunas instituciones como TVE o el Ministerio lo requieren) lo piden.

Galahan dijo...

Y el de Focus? A mi me mola el de Focus.

A mi el coñazo ese de los rótulos me aburre en un largo, pero todavía es peor en un corto, que pasa muy a menudo. Puf!

IVAN dijo...

Estoy con Ruth, a mi con el de MOVIERECORD se me empina.

A MAN dijo...

me quedo con el de ¨DE A PLANETA¨, me gusta jugar a decir la productora antes de que se va el logo completo peeeeero el rollazo de soportar todos los ministerios y/o cadenas de televisión y/o grupos de apoyo al cine y/o ayuntamientos que en gran medida no han hecho una mierda por la ¨peli¨ como si hubieran donado 5 millones de € para que se realizara, me puede.
Considero que poner sobre fondo negro y sin sonido estas cartelas es una -mini-manera de darles en la boca, de querer quitarles importancia y de permitir que las parejas se agarren la mano y/o(también)se den un besito antes de que comience aquello por lo que ,sí, hemos pagado para ver.

Javier Chacón dijo...

El problema también es que se recurre a mucha más gente que en el cine americano, con productoras más potentes, y al final te ves obligado a tener que "dar gracias" a todo el mundo antes. Lo deben ver aquí como una gran publicidad todos los organismos, y generalmente pasa desapercibido el contenido, pero no la sensación de incertidumbre que provoca un silencio y un fondo negro.